Anterior Siguiente
Woodna
Woodna

Toda una historia

El amor por la madera nos impulsa en este ambicioso proyecto. El empleo de la madera de manera responsable en toda su cadena de valor es la mayor garantía para la conservación del Medio Ambiente y el principal legado que dejaremos a las generaciones futuras.

Los bosques plantados son el futuro de la industria de la madera, sólo un modelo racional nos permitir aumentar su uso de forma responsable evitando la deforestación de los bosques primarios.

Sólo si el modelo es rentable perdurará en el tiempo, la investigación y desarrollo y la mejora continua forman parte de nuestro ADN.

El arte y el diseño nos ayudan a tener un modelo robusto que potencia el desarrollo rural dentro de un marco de amor por lo nuestro, bosques plantados en España (Cataluña, Galicia, Extremadura y Castilla La Mancha), primera y segunda transformación realizadas en España.

Todo comenzó hace casi 20 años, la aplicación de medidas de intensividad al cultivo de árboles debía multiplicar su productividad: genialidad y atrevimiento marcaron esa primera época. No pocos errores se cometieron para financiar un producto con un tan largo periodo de maduración.

Dicha fase empieza a superarse, nos toca valorizar lo plantado y demostrar que no estábamos equivocados. Y para ello nace Woodna, con una filosofía marcada por el ADN de la madera.

Nuestros primeros Bosques Plantados fueron nogales y cerezos de semilla; las maderas más nobles del mercado nacional, las más apreciadas, las más bonitas, las más emblemáticas…

De estos primeros Bosques se seleccionaron aquellos individuos que por su forma, calidad y crecimiento demostraron ser excepcionales. Con grandes esfuerzos de nuestro departamento de Biotecnología conseguimos multiplicar este material de forma rentable y lo registramos en el registro de materiales vegetales, y a partir de estas selecciones fuimos creando nuevos Bosques Plantados.

El cuidado de estos Bosques promueve el Desarrollo Rural, generando un bosque cuidado donde no lo había, con personal local velando por cada árbol, mimándolo, regándolo, alimentándolo y podándolo.

Pero generar un bosque cuidado, intensivo en mano de obra en el entorno rural, no era suficiente; por ello desarrollamos técnicas de agroforestación para que nuestros bosques convivieran con cultivos agrarios y cabañas ganaderas, generando un modelo más sostenible y robusto.

Mientras nuestros árboles crecían nos vimos inmersos en una crisis sin precedentes, que fue devastadora en España, pero que no afectó al crecimiento de nuestros árboles. Esta crisis, junto con la irrupción de Ikea, modificó para siempre el mercado nacional de la madera en todas las partes de su cadena de valor.

Así a mitad de camino tuvimos que reinventarnos, tener las mejores maderas de una forma sostenible no era suficiente, había que valorizarlas, encontrarlas su posición el mercado y conseguir que todos sus valores se reflejasen en el mismo.

Recorrimos todos los recovecos de España en búsqueda de los vestigios del que otrora fueron un negocio rentable, el de los nogaleros españoles. Señores de la madera que señalizaban los árboles cuando estaban creciendo, para luego recogerlos cuando estaban maduros. Negocio que había muerto.

Y entre los nogaleros encontramos a Angel S., al que estamos agradecidos por traspasarnos tanto conocimiento en torno al nogal español, el rey de las maderas, y que nos ayudó en este comienzo de recolocar al nogal en su sitio, empezando con la madera existente y que nos situase en un lugar inmejorable de cara a valorizar después la nuestra.

Por el camino encontramos también madera de leyenda, la de “Cobo Calleja” y mucha más madera de una tremenda calidad.

El trabajo como en muchos sectores estaba por hacer, vender nunca fue fácil, pero cuando había grandes ventas y por la crisis éstas desaparecieron, reinventarse es mucho más complicado.

Creamos la Serie Regia, mesas singulares donde se apreciara la belleza del árbol. La promoción de las mismas, atrajo el interés de una de las marcas de moda más prestigiosas a nivel mundial, que quería que nuestra madera y valores, estuviera presente en su tienda de Goya con Serrano. Esto, nos facilitó el camino para seguir vendiendo madera ya en un escalón muy alto con una de las mejores referencias posibles, posicionando a nuestra madera donde siempre debió estar, ahora sólo quedaba darla a conocer.

Por el camino avanzábamos en el conocimiento y aprovechamiento de nuestra madera, todavía de pequeño diámetro lanzando productos al mercado caracterizados por su diseño y calidad, pero con un estrecho margen para su comercialización hasta que con diseño, cooperación e innovación dimos le salto a suelo y panelados donde conseguimos productos exclusivos e innovadores.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Asumimos que está de acuerdo y acepta nuestras políticas de privacidad.     Más información Acepto